Comer cordero es saludable

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La carne de cordero es un alimento óptimo para introducir en una dieta saludable para todo el tipo de población.

Hoy en día, hay cada vez mayor prevalencia de sobrepeso y obesidad debido a un consumo energético excesivo en relación con el gasto.

Un elevado consumo de hidratos de carbono refinados, carnes procesadas y grasas de mala calidad, junto con el elevado nivel de sedentarismo, son los factores causantes de este sobrepeso.

Una sugerencia para  mejorar la calidad de la dieta es cambiar las carnes procesadas, de mala calidad y de ganadería intensiva, por nuestra carne de cordero criado de forma natural, donde se respeta su ritmo de desarrollo, libre de antibióticos y en pastos libres de pesticidas e insecticidas.

Lo que, no solo se traduce en una mayor cantidad de nutrientes, sino también en una reducción en el consumo de xenobióticos, es decir, contaminantes que a largo plazo pueden producir problemas de salud.

La carne de cordero posee alto contenido en proteína de elevado valor biológico.

Es un alimento que nos ayuda fácilmente a lograr los requerimientos diarios adecuados de estos macronutrientes, y más importante aún, en determinadas etapas de nuestra vida  donde estos requisitos son mayores, como en la infancia, adolescencia, en el embarazo, en la lactancia y en la tercera edad. Es sobre todo importante para un buen mantenimiento de la masa muscular. Una pérdida de masa muscular por falta de ejercicio y proteína, hace bajar nuestro metabolismo, lo que facilita la acumulación de masa grasa.

Además de la proteína, la carne de cordero es una fuente de vitamina K, fósforo, selenio, niacina, vitamina B6, tiene alto contenido en zinc y vitamina B12 y es bajo en sodio.

  • La vitamina K tiene una función importante en la regulación del sistema cardiovascular, en la síntesis de hueso, entre otras.
  • El selenio es esencial para una buena salud de la tiroides, así como por su acción antioxidante. Niveles bajos de selenio están relacionado con un aumento de la probabilidad de cáncer.
  • El zinc es un mineral importante para un buen funcionamiento del sistema nervioso (está involucrado en el proceso de formación de células neuronales, de memoria y aprendizaje), del sistema inmune y su deficiencia está relacionada con un aumento de formación de placa aterosclerótica.
  • La niacina o vitamina B3 es importante para una buena salud cardiovascular, para el sistema inmune y para un buen funcionamiento del metabolismo.
  • La vitamina B6 es importante en el metabolismo de neurotransmisores.
  • La vitamina B12 es también importante para la salud neuronal y cardiovascular.

Son estas las razones principales, desde el punto de vista nutricional, por las que la carne de cordero es una buena opción en una dieta variada y sana, y si es de cordero criado de manera natural, además apoyas al desarrollo sostenible de las explotaciones y campos donde se crían.

¿Quieres empezar a ser Ecológico?

Nosotros
te ayudamos

Descargate gratis nuestra guía de tabajo rellenando este formulario y verás muy rápido y fácilmente cada paso que necesitas dar para conseguir la certificación UE Ecologica.

Además, tienes un autoevaluador para que puedas ver en 2 minutos qué tienes y qué te falta.

Descargar gratis tu guía aquí

Recibirás un Correo electrónico para poder descargar con seguridad tu guía